Danos y perjuicios por el uso exclusivo de la cosa comun

Abogado de familia  > Divorcio >  Danos y perjuicios por el uso exclusivo de la cosa comun
0 Comments

Danos y perjuicios por el uso exclusivo de la cosa comun

Por Jesús Flores Rodríguez. Profesor titular de la Universidad Rey Juan Carlos

En inmuebles en régimen de propiedad horizontal, como en otros en copropiedad común, ocurre en ocasiones que un comunero se atribuye el uso exclusivo de parte del mismo, o de todo, de manera arbitraria, es decir, sin contar con el previo consentimiento de los demás y sin que el título constitutivo o los estatutos incluyan una cláusula que le reconozca ese derecho.

La realidad es que la insolidaridad del copropietario, su abuso, el ejercicio antisocial de su derecho, perjudica al resto al quedar apartados del mismo.

La obligación de indemnizar al resto de copropietarios, incluso en forma de renta, por el uso exclusivo de la cosa común tiene, pues, una clara justificación legal: la pérdida de un derecho de uso solidario, pues debe insistirse en que un comunero no puede disfrutar de manera exclusiva el bien común, impidiendo su uso a los que gozan del mismo derecho, sin estar autorizado para ello.

La compensación tiene, jurídicamente, su remedio subsidiario del enriquecimiento sin causa que permite la revisión de determinadas atribuciones o incrementos patrimoniales que se producen, ya por transferencias patrimoniales a título de prestación, o como consecuencia de haber realizado inversiones en determinados bienes o de haber utilizado en provecho propio bienes ajenos o, en el caso, por la utilización en exclusiva de lo que corresponde a todos.

El enriquecimiento injusto o sin causa permanece en nuestro Derecho como una secuela de las viejas condiciones, acciones personales recuperatorias que permiten obtener frente a quien ha resultado beneficiario la medida del enriquecimiento que ha experimentado, generalmente de forma correlativa al empobrecimiento de la contraparte.

La jurisprudencia se inclina por considerar que el uso exclusivo y excluyente de un inmueble o parte de él por un copropietario, que impide el uso de los demás copartícipes, debe compensarse a los excluidos del uso con una renta o indemnización, lo cual viene amparado por el art. 394 del Código Civil y la interpretación que del mismo se hace (Barcelona, Secc. 4ª, de 13 de mayo de 2015).

Por su parte, la SAP Burgos, Secc.

3ª, de 28 de junio de 2013, indica que la indemnización procede desde la fecha en que cualquiera de los copartícipes reclama que el uso exclusivo finalice o se compense económicamente a los demás por tal uso exclusivo, puesto que, si bien mientras tanto se entiende que existe consentimiento tácito en el uso exclusivo de la cosa común por parte de los demás condueños, a partir de tal reclamación el uso exclusivo pasa a ser no consentido e ilegítimo y susceptible de compensar o indemnizar a los restantes copartícipes. En efecto, la SAP Madrid (Secc. 14ª, de fecha 4 de mayo de 2012) concluye que el uso exclusivo por parte de uno de los comuneros conlleva la correspondiente indemnización de daños y perjuicios a favor del resto.

Así pues, la comunidad o el comunero perjudicado no sólo podrá exigir el cese del uso indebido sino una indemnización por daños y perjuicios por el tiempo correspondiente al uso y disfrute realizado por el otro codueño.

Ante el uso exclusivo por un copropietario de un inmueble, ¿pueden los otros copropietarios solicitar una indemnización?

  • Cuando nos encontramos ante un inmueble que pertenece en proindiviso a dos o más propietarios, uno de los problemas más habituales que surgen, es el uso de forma exclusiva por uno de ellos, impidiendo que el resto de cotitulares pueda servirse del bien común.
  • Esa utilización de forma unilateral y excluyente vulnera el art. 394 del Código Civil, que establece lo siguiente:
  • «Cada partícipe puede servirse de las cosas comunes, siempre que disponga de ellas conforme a su destino y de manera que no perjudique el interés de la comunidad ni impida a los copartícipes utilizarlas según su derecho».
  • Ante esta situación, el copropietario que se ve privado de su derecho, como medida principal, solicita que se cese dicho uso exclusivo y que se le permita su utilización, pero la cuestión de la que nos vamos a ocupar es si, además, tiene derecho a solicitar al comunero que ha estado utilizando individualmente el inmueble una indemnización por los daños y perjuicios causados al no poder servirse del bien común.

Pues bien, los Tribunales han dado respuesta a esta problemática indicando que, efectivamente, el propietario que se ve privado del uso puede solicitar una compensación, pudiendo fundamentar la acción bien en art. 1.902 CC o en la acción subsidiaria de enriquecimiento injusto.

Así.

en primer lugar, es necesario que haya existido oposición expresa a dicha atribución particular, solicitando que se cese en esa utilización exclusiva del cotitular o pidiendo el pago de una indemnización, ya que, en caso contrario, se entiende que ha habido un consentimiento tácito por parte de los codueños. Hecha la reclamación, el uso exclusivo se vuelve ilegítimo y es el momento a partir del cual, se empezará a calcular el tiempo a efectos de la indemnización.

En segundo lugar, se debe determinar cómo se ha de calcular la indemnización, siendo el criterio que han seguido las resoluciones judiciales, el de fijar, mediante el pertinente informe pericial, la renta mensual que tendría la vivienda en el supuesto de que estuviera alquilada, multiplicarlo por los meses que ha durado la indebida ocupación, a contar, como indicábamos, desde el momento en que haya existido una oposición expresa y dividir el resultado por el número de copropietarios de la vivienda, debiendo el comunero, que ha usado de forma exclusiva, abonar lo que correspondería de esa renta al resto de titulares, conforme a su porcentaje de propiedad.

Si uno de los condóminos hace uso exclusivo de los bienes sin acuerdo de los demás, el uso deviene ilegítimo o ilícito y el comunero tiene derecho a una indemnización al amparo del art. 1.902 CC 

AP Ourense, Sec. 1.ª, 380/2016, de 8 de noviembre

You might be interested:  Como obtener la custodia de mis nietos si hay ausencia de los padres

SP/SENT/881825

Constando el uso exclusivo de un comunero de un bien de la herencia, existe derecho del comunero perjudicado a una indemnización por perder ese derecho de uso. Ello puede hacerse por el art. 1.902 CC o la vía subsidiaria del enriquecimiento sin causa 

AP Pontevedra, Sec. 1.ª, 51/2016, de 29 de enero

SP/SENT/854083

Aunque la copropietaria también esté obligada al pago de cuotas, debe percibir indemnización al tener el uso exclusivo no consentido el otro copropietario 

AP Santa Cruz de Tenerife, Sec. 3.ª, 384/2015, de 14 de diciembre

SP/SENT/839717

El uso exclusivo por parte de uno de los coherederos conlleva la correspondiente indemnización de daños y perjuicios, a favor de los demás comuneros desde que reclama que el uso exclusivo finalice o se compense económicamente a los demás 

AP Madrid, Sec. 14.ª, 158/2015, de 8 de junio

SP/SENT/819041

Realizamos un estudio exhaustivo de este tema, mediante consultas, jurisprudencia y un formulario, en nuestra Guía Temática «Bien inmueble en proindiviso: Indemnización por el uso exclusivo de uno de los copropietarios«:

Danos y perjuicios por el uso exclusivo de la cosa comun

INDEMNIZACION POR EL USO EXCLUSIVO DE UN INMUEBLE

Danos y perjuicios por el uso exclusivo de la cosa comun

Nos encontramos en una comunidad de bienes o copropiedad, cuando un bien o derecho pertenece en común a dos o más personas, es decir, pertenecen en pro indiviso a varios propietarios. En ese caso, puede corresponder a una de esas personas una indemnización por uso exclusivo.

Por ejemplo, cuando una pareja compra una vivienda a partes iguales no estando casados en régimen de gananciales, de forma que cada uno es copropietario de la mitad, o cuando por herencia un bien pertenece a varios herederos, de manera que todos ostentan la titularidad o propiedad de una cosa o derecho pro indiviso.

Ahora bien, es muy habitual encontrarnos con que de forma exclusiva por uno de ellos, impide al resto de cotitulares puedan servirse del bien común, entonces

¿Qué ocurre cuándo varias personas son copropietarias de un piso o inmueble, pero solo una de ellas es quién la ocupa exclusivamente?

Esa utilización de forma unilateral y excluyente de un bien común vulnera el artículo 394 del Código Civil

» Cada partícipe podrá servirse de las cosas comunes, siempre que disponga de ellas conforme a su destino y de manera que no perjudique el interés de la comunidad, ni impida a los copartícipes utilizarlas según su derecho».

  • Por tanto, el citado artículo 394 del Código, impide el uso exclusivo por uno o varios de sus cotitulares, en detrimento de otro u otros partícipes de la cosa poseída en comunidad.
  • Por ello, si dicho inmueble está siendo usado en exclusividad, condicionamiento del derecho de cualquier otro comunero, el copropietario que se ve privado de su derecho como medida principal, puede solicitar en los Tribunales:
  • 1- el cese de ese uso exclusivo  y por ende que se le permita su utilización, pero a su vez,
  • 2-puede solicitar una indemnización  que compense ese perjuicio por ese uso exclusivo, que debe ser abonado desde que cualquiera de los condueños lo reclama.
  • Ello está amparado en diversas Sentencias, las cuales consagran que el propietario que se ve privado de ese uso, puede solicitar una compensación, fundamentando dicha acción bien en el Artículo 1902 del Código Civil o en la acción subsidiaria de enriquecimiento injusto.

¿Cómo se puede calcular dicha indemnización?

El criterio más seguido por diversas resoluciones judiciales es fijar, mediante un informe pericial, la renta mensual que tendría la vivienda en el supuesto de que la misma estuviera alquilada, multiplicando dicho importe, por la cantidad de meses que ha durado la indebida ocupación, comenzando dicho cómputo para el cálculo, desde el momento en que existe una oposición expresa a dividir el resultado por el número de propietarios de la vivienda.

Así lo establecen diversas Sentencias de las Audiencias Provinciales:

AP Santa Cruz de Tenerife, Sec. 3.ª, 384/2015, de 14 de diciembre

El uso exclusivo por parte de uno de los coherederos conlleva la correspondiente indemnización de daños y perjuicios, a favor de los demás comuneros desde que reclama que el uso exclusivo finalice o se compense económicamente a los demás 

Audiencia Provincial de Madrid (Sección 14ª), sentencia 8.06.2015

«El uso exclusivo por parte de uno de los coherederos conlleva la correspondiente indemnización de daños y perjuicios, a favor de los demás comuneros desde que reclama que el uso exclusivo finalice o se compense económicamente a los demás».

Indemnización por el uso exclusivo de la cosa común

¿Pueden los copropietarios reclamar una indemnización si la cosa en común ha sido utilizada en exclusiva por uno de ellos?

El Código Civil consagra dicho derecho  en el artículo 394:

Cada partícipe podrá servirse de las cosas comunes siempre que disponga de ellas conforme a su destino y de manera que no perjudique el interés de la comunidad, ni impida a los coparticipes utilizarlas según su derecho.

Además de las limitaciones establecidas en dicho artículo, el 397 C.C.,   prohíbe hacer alteraciones aunque fuesen  ventajosas para el resto.

El caso típico se produce en herencias y  crisis matrimoniales.  A partir de una ruptura,  uno de los copropietarios se queda con el uso exclusivo del piso.  Al cabo de un tiempo, la otra quiere obtener una compensación por no haber utilizado una parte de la cosa común a la que tenía derecho.

¿Tiene posibilidades de éxito dicha reclamación?

Los pronunciamientos de los tribunales son numerosos sobre estos casos y establecen la siguiente línea jurisprudencial.

1.- El resto de los copropietarios, privados del uso de una cosa a la que tenían derecho, pueden reclamar una indemnización por no haber utilizado la cosa común a la que tenían derecho.  Dicha indemnización se justifica por los daños y perjuicios sufridos o por la acción por enriquecimiento injusto.

En este sentido el Tribunal Supremo ha establecido que la utilización de la finca por uno solo de los partícipes en una comunidad hereditaria, excluyendo el goce o uso de los demás, es ilegítimo  (SSTS de 18 de febrero de 1987, y 7 de mayo de 2007).

2.- Para poder solicitar esa indemnización, es imprescindible haber requerido fehacientemente al que está disfrutando de la cosa para que permite el uso por el otro copropietario.  Si no existe ese requerimiento, se considera que el uso en exclusiva es “tolerado” o “permitido” por el otro copropietario, que quedará privado de su derecho a la indemnización.

En esta línea se pronuncian las siguientes sentencias:  SAP Toledo 25 de enero de 2013: “hasta entonces no consta requerimiento alguno en ese sentido sino una mera salida voluntaria del domicilio, que no implica por si sola que el contrario esté realizando un uso abusivo ni excluyente”.

You might be interested:  Deposito de la fianza de alquiler en la comunidad valenciana

Concluye que “lo procedente es aplicar la indemnización consistente en la mitad de la renta que se habría obtenido por el uso del inmueble, pero no desde la ruptura de la relación de  pareja en febrero de 2009 como hace la sentencia, pues ya vimos como en un primer momento nos encontramos ante una situación consentida por el demandante, sino desde el segundo requerimiento para vender o alquilar la vivienda que se produce el 22 de junio de 2010, entendiendo que es a partir de entonces, es decir desde la mensualidad de julio de 2010, cuando de forma definitiva se expresa por el demandante a la demandada una exigencia bien de uso compartido conforme al 394, bien la necesidad de que aquella cese en el mismo para vender o arrendar a un tercero, bien la exigencia de una renta por la parte del bien en comunidad que corresponde al adquirente”.

Dicha postura también se sustenta en la Sentencia del Tribunal Supremo de 19 de marzo de 1996:

“hasta la fecha en que se recibe por los demandados la notificación fehaciente del acuerdo de los mayoritarios para que pusiesen el inmueble a la disposición de la comunidad (….) hay una posesión exclusiva de los primeros que ha sido consentida y tolerada por los demandantes (….).

Más recientemente, en la misma dirección, se pronuncian la SAP Pontevedra de 29 de enero de 2016,  SAP Cádiz 13 de octubre de 2015 (“el actor solo tiene derecho a ser indemnizado por el uso exclusivo de la vivienda que hacen las demandadas desde la fecha de presentación de la demanda,  6/05/2011; dicho perjuicio se determina en función del importe que tendría una renta mensual de dicha vivienda en caso de que estuviera alquilada”), SAP Málaga 31  de enero de 2014, SAP Granada de 7 de mayo de 2010 (“la conducta posterior de la actora que no hace acto alguno de reclamación de su derecho patrimonial al demandado, debiendo entenderse (Sentencia del Tribunal Supremo de 19 de Marzo de 1.996) que hubo un consentimiento tácito en ceder el uso al demandado o al menos una tolerancia en el uso cuando ninguna pretensión en tal sentido ha sido efectuada al demandado, al menos hasta el momento de formularse la demanda, por lo que, habiéndose pedido exclusivamente  indemnización hasta esta fecha, no procede acordar  indemnización alguna”).

Además de haber requerido fehacientemente al copropietario, será necesario para el buen fin del litigio, que se presente una prueba pericial justificando el precio de la compensación que se solicita.

Así que si se encuentra en una de estas situaciones,  y algún día quiere reclamar una indemnización por no haber utilizado una propiedad en común, es imprescindible que envíe un requerimiento de manera fehaciente (por ejemplo, un burofax, con acuse de recibo y certificación de contenido),  solicitando el ejercicio de su derecho al uso como copropietario.  En el futuro, necesitará dicha prueba para poder reclamar ante los Tribunales.

   Consulte su caso ahora 

Indemnización por uso exclusivo de vivienda en proindiviso

Como siempre digo, desde los tiempos del imperio Romano ya quedó claro que compartir la propiedad de algo es siempre conflictivo y por eso el derecho romano creó una solución jurídica para dicha situación, la acción de división de la cosa común, cuya finalidad es poner fin al proindiviso, repartiendo la cosa o vendiéndola y repartiendo el dinero. Esta es la primera solución a considerar al afrontar un proindiviso conflictivo puesto que ha llegado a nuestros días en forma de derecho de todo copropietario. No obstante hay ocasiones en que interesa permanecer en el proindiviso, o conservar la cosa, y los problemas surgen respecto a uso del inmueble en proindiviso, casi siempre porque uno de los copropietarios se ha instalado en el inmueble y lo usa como si fuera el único propietario.

Ya vimos, en “¿Quién tiene derecho a usar un inmueble en proindiviso?” que cuando existe una comunidad de bienes, una copropiedad o un proindiviso, ninguno de los titulares tiene un derecho de uso en exclusiva del inmueble salvo que se haya llegado a un acuerdo por mayoría que le atribuya dicho uso en exclusiva; y que si ese acuerdo no existe, se podría expulsar al ocupante por la fuerza de la ley mediante la interposición de una demanda de desahucio por precario.

También hemos visto, en “Uso por turnos de un inmueble en proindiviso”, que en caso de desacuerdo respecto al uso del inmueble por los cotitulares se puede pedir a los tribunales que establezcan un turno de uso.

Pues bien, vamos considerar ahora una tercera posibilidad para afrontar los casos en los que uno de los copropietarios ocupa el inmueble contra la voluntad de los demás.

Es menos drástica que el desahucio por precario, sobre todo si existe un vínculo familiar entre unos y otros, pero muy eficaz si los demás copropietarios no quieren un turno de uso sino rentabilizar el inmueble:

Si quieres usar en exclusiva, paga

El uso en exclusiva de un inmueble en proindiviso tiene un valor. Esto es obvio. Piense en lo que le costaría disponer de un inmueble de similares condiciones en la misma zona pero en régimen de alquiler. Es evidente que la persona que disfruta del uso en exclusiva se está ahorrando una renta como esa.

Y desde el punto de vista de los demás copropietarios, está impidiendo que se pudiera obtener de dicho inmueble esa rentabilidad si ese es el deseo de la mayoría.

Pues bien, la tercera posibilidad de la que ahora vamos a hablar consiste en exigir una indemnización al que abusa de su derecho y ocupa el inmueble en exclusiva sin permiso de los demás copropietarios.

Ningún copropietario de un inmueble en proindiviso puede usarlo en exclusiva si la mayoría de los demás copropietarios no está conforme. Y si se empeña en usarlo en exclusiva contra la voluntad de los demás, se le puede exigir una indemnización equivalente a la renta de alquiler de un inmueble de similares características por la misma zona.

Cómo exigir una indemnización. Pasos previos

Frente a quien abusa de su derecho y no atiende a razones hay que actuar siempre con la previsión de que el caso puede terminar en los tribunales. Por ello, aconsejo seguir los siguientes pasos, que pueden dar los copropietarios sin necesidad de abogado.

Acreditar la oposición de la mayoría

Es importante, como paso previo, preparar la prueba de que la mayoría de los copropietarios no está conforme con que uno de ellos use en exclusiva, y gratis, el inmueble que pertenece a todos.

You might be interested:  Atribucion vivienda custodia compartida

Para ello es conveniente documentarlo. Se puede hacer en una simple hoja de papel en la que se exprese que todos los firmantes, copropietarios del inmueble, se oponen al uso en exclusiva del que disfruta sin su consentimiento D. Fulanito.

Modelo de acuerdo escrito para acreditar oposición de la mayoría.

Es importante estar seguro de que la mayoría no está conforme antes de seguir. Muchas veces surge la sorpresa de que realmente a la mayoría no le importa que la situación siga como está. En ese caso toca acatar la decisión de la mayoría, y la única salida sería instar la división de la cosa común uno mismo.

Por otra parte, hablar de mayoría no tiene sentido si la propiedad pertenece únicamente a dos personas. En este caso, no es necesario formalizar el desacuerdo y se puede pasar al siguiente paso directamente.

Acreditar renta media de alquiler en la misma zona

¿Cuánto cuesta alquilar un piso similar por la misma zona? Lo mejor es preguntar, por escrito, a quien conoce el mercado inmobiliario. Acuda a una agencia inmobiliaria de la zona y explique que necesita un informe, aunque sea escueto, que lo indique, teniendo en cuenta pisos de similares características.

Pocas palabras bastan. Lo que importa es que lo firme un agente inmobiliario. Se podrá utilizar si es necesario como prueba pericial para demostrar que la cantidad que se pide es razonable.

Modelo de informe de agencia inmobiliaria sobre renta media de alquiler.

Requerir expresamente la desocupación de la vivienda

Una vez queda claro que la mayoría no está conforme con que uno de los copropietarios use el inmueble en exclusiva, y cuánto cuesta un alquiler similar, hay que hacerselo saber al ocupante con la exigencia además de que ponga la vivienda a disposición de los demás, dejándola libre y entregando las llaves y de que mientras no lo haga pague a los demás una indemnización mensual equivalente a la renta media de la zona, menos la parte proporcional a su cuota de dominio.

Modelo de requerimiento de cese de uso e indemnización.

Desde la recepción del burofax, el ocupante sabe que está abusando de su derecho puesto que hace un uso en exclusiva del inmueble que contraviene el art.

394 CC y causa un daño a los demás al impedir a los copartícipes utilizarlo según su derecho. Desde la recepción del burofax el ocupante está obligado a indemnizar el daño que está causando.

Los demás ocupantes lo pueden reclamar en base al art.1902 CC.

En muchas ocasiones, este burofax es suficiente para que el ocupante decida entregar las llaves, sobre todo si es solvente y teme verse embargado.

 ¿Y si el ocupante se niega a salir del inmueble a pesar del requerimiento?

En ese caso hay que interponer una demanda en reclamación de daños y perjuicios o por enriquecimiento injusto, pero ya con la intervención de abogado y de procurador. Si se han seguido los pasos previos que he indicado anteriormente es prácticamente seguro que la demanda será estimada. Si el copropietario es solvente, será un duro golpe económico para él.

Muchas veces me he encontrado con que hasta el mismo momento de recepción de la demanda el ocupante no ha estado debidamente asesorado y ha actuado a las bravas, pero que cuando se ve obligado a contratar a un abogado para contestar la demanda, el compañero a la vista del acuerdo, del informe pericial sobre renta y del requerimiento previo le aconseja no oponerse y llegar a un acuerdo o abandonar la vivienda inmediatemente, porque la defensa es insostenible y de lo contrario el coste será muy superior. En cualquier caso, ya que ha sido previamente requerido y no ha querido hacer caso, será condenado al pago de las costas.

Sepa cuánto cuesta exigir judicialmente una indemnización a quien ocupa en exclusiva el proindiviso.

¿Es Vd. cotitular de uno o varios inmuebles en proindiviso y está pensando poner fin a la indivisión y extinguir el proindiviso? Si busca abogados especialistas en proindiviso en Sevilla, confíenos su caso.

Indemnización por el uso exclusivo de un bien común

Hay casos en que uno de los copropietarios de un inmueble lo viene utilizando sin el consentimiento del otro copropietario. Se produce un beneficio del primero y un correlativo perjuicio del segundo.

Esta situación es bastante frecuente. Algunos casos más habituales son en herencias (inmueble heredado por varios hermanos y que es utilizada solo por uno de ellos) o rupturas de parejas (vivienda adquirida por una pareja y que tras la ruptura es utilizada solo por uno de ellos -en estos casos, salvando las disposiciones del Derecho de Familia si hubiera hijos menores de edad-).

Pues bien, aquellos copropietarios que no usan el bien pueden exigir una indemnización, a modo de compensación, por ese uso exclusivo del otro.

Articulo 394 del Código CivilCada partícipe puede servirse de las cosas comunes siempre que disponga de ellas conforme a su destino y de manera que no perjudique el interés de la comunidad, ni impida a los copartícipes utilizarlas según su derecho.

El anterior precepto es el fundamento por el que un copropietario no puede utilizar el bien común para su propio beneficio sin el consentimiento de los otros copropietarios.

En su virtud, quien se vea privado del uso del bien en copropiedad tiene derecho de exigir la cesación en ese uso, pero también puede exigir una indemnización por los daños y perjuicios causados al no poder usar dicho bien.

Indemnización

Para poder reclamar la compensación por el uso exclusivo del bien común se exigen dos requisitos:

1. Ha de existir una oposición expresa de quien vaya a reclamar la indemnización a que un copropietario use el bien en exclusiva.

Es necesaria esta oposición para que el uso se convierta en ilegítimo, pues caso contrario se entenderá que existe un consentimiento tácito en el uso.

Esta oposición ha de ser fehaciente, y es a partir de que se produzca cuando se podrá reclamar la compensación.

2. La cuantía de la indemnización a exigir ha de estar avalada por un informe pericial del que se desprenda el precio de mercado de alquiler del bien en cuestión.

Es decir, la compensación será equivalente a la renta de mercado que se percibiría si el bien estuviese arrendado a un tercero.

 La cuantía será el producto de aplicar dicha renta mensual de mercado a la cuota de participación en el bien de quien reclama y a los meses en que el otro ha estado utilizándolo ilegítimamente (esto es, solo a partir de que se manifieste la oposición expresa de modo fehaciente).

Por tanto, para recibir la indemnización se necesita realizar un requerimiento con determinadas formalidades y contenido específico, y, posteriormente el ejercicio de una acción judicial.

Licenciada en Derecho y Máster Universitario en Prevención de Riesgos Laborales. Consultora

También te puede interesar…

Leave a Reply

Your email address will not be published.