Como se dividen los bienes mancomunados en un

Abogado de familia  > Divorcio >  Como se dividen los bienes mancomunados en un
0 Comments

Como se dividen los bienes mancomunados en un

REGIMEN DE SOCIEDAD CONYUGAL

Este régimen de bienes era el más usado por los consortes; es decir, los cónyuges al momento de casarse pactaban estar casados bajo el régimen de sociedad conyugal. En este régimen por lo regular era el marido el administrador de todos los bienes de la sociedad, por lo que se limitaba la autonomía de la mujer de la libre disposición de sus bienes.

En la sociedad conyugal tienen derecho los cónyuges al 50% de los bienes que haya adquirido la sociedad durante la vigencia del matrimonio.

Se distinguen 3 tipos de bienes al interior de la sociedad conyugal: los bienes sociales, los bienes propios y el patrimonio reservado.

Los bienes sociales: son aquéllos bienes adquiridos durante el matrimonio a título oneroso (mediante el pago de cantidad liquida). En esta clase de bienes ambos cónyuges son dueños en un 50% cada uno.

Se requiere de la autorización de los dos para la venta, promesa de venta o hipoteca de los bienes raíces, en caso contrario se puede demandar la indemnización de los daños y perjuicios ocasionados.

Los bienes propios: son aquéllos adquiridos antes del matrimonio a título gratuito (por herencia o donación) u oneroso, y/o los adquiridos durante el matrimonio a título gratuito. El/la cónyuge es dueño/a en un 100% de los bienes que están a su nombre. El marido administra los bienes propios de él y la mujer los suyos.

Esto implica que se puede disponer libremente de alguna herencia o donación que se haya recibido o de algún bien que tenía antes del matrimonio, es decir no se requiere de la autorización del otro cónyuge.

En el caso de los bienes adquiridos antes del matrimonio, los cónyuges antes de casarse pueden celebrar acuerdos previos al matrimonio en el Registro Civil (capitulaciones matrimoniales), por los cuales quedan excluidos de la sociedad ciertos bienes.

Patrimonio reservado: Está compuesto por la remuneración de los cónyuges y todo lo que adquieran con su remuneración. Para tener derecho a él, es necesario que se esté casado bajo este régimen, trabaje remuneradamente y en forma independiente (separada).

Para poder disolver y después liquidar la sociedad conyugal será necesario acudir ante el Juez competente, para que éste, después de los procedimientos respectivos y bajo la legalidad necesaria ponga a su nombre los bienes que le correspondan, y sea con esto, el propietario y así pueda disponer de dichos bienes a su libre consideración.

CONTACTENOS. CEJI ABOGADOS cuidara sus bienes y derechos, lo apoyaran y le asesoren de una manera honesta y profesional, evitando o resolviendo la situación jurídica por la por la que atraviesa.

Reparticion de Bienes | Reparticion de Bienes en el Divorcio | Bienes Mancomunados y Bienes Separados

¿Matrimonio con separación de bienes en Bolivia?

Contamos con un producto de servicios legales que responde a la gran expectativa que se tenía, de que por medio del Nuevo Código de las Familias  se regule un régimen de matrimonio con separación de bienes.

Dicho de otra manera, de que los futuros cónyuges antes de casarse puedan determinar que sus patrimonios crezcan separados o juntos durante la vigencia del matrimonio.

Sin embargo, el artículo 7 de la Ley 603 establece que las renuncias o modificaciones de las instituciones reguladas en el Código de las Familias son nulas de pleno derecho puesto que las mismas son de orden público y de interés social. En ese entendido, conforme a la Ley boliviana no es posible modificar las normas de orden público por mera voluntad.

Ahora bien, es importante considerar que a partir del matrimonio o la unión libre reconocida, pierden todo valor los razonamientos por los cuales un cónyuge puede pretender arrogarse mayores derechos patrimoniales que el otro.

 En muchos casos  el cónyuge que trabaja  o aporta el negocio o la fuente de ingresos a la familia antes del matrimonio, piensa que tiene mayores derechos patrimoniales.

 Lo cual queda desvirtuado con la propia ley pues después del matrimonio ambos cónyuges tienen igualdad de derechos sobre los bienes gananciales acumulados sin importar quién es el que los ha producido.

Al respecto el artículo 176 del mismo cuerpo legal establece que la comunidad de bienes gananciales se constituye aunque uno de ellos no tenga bienes o los tenga más que la o el otro. En ese entendido, la comunidad de bienes gananciales se la constituye de manera independiente a la situación económica de uno u otro cónyuge.

Ahora bien, las normas que regulan la institución de la comunidad de bienes gananciales son de orden público, esto con el objetivo de precautelar que cuando se disuelva el vínculo conyugal, los bienes gananciales se deben dividir en partes iguales.  No solo las ganancias o activos, sino también las pérdidas o pasivos, pues la ley claramente establece  beneficios u obligaciones contraídos durante la vigencia del matrimonio.

You might be interested:  Diferencia entre marido y esposo

¿Está prohibido el matrimonio con separación de bienes en Bolivia

El matrimonio con separación de bienes como se lo conoce en otros países no está permitido en Bolivia. Puesto que la Ley boliviana ha optado por un sistema  matrimonial legal y no contractual.

En otras palabras, en Bolivia no se materializa un matrimonio con convenio previo sobre bienes puesto que el mismo sería nulo de pleno derecho.

Al respecto el artículo 177 del de la Ley 603 establece que:

  • La comunidad de gananciales se regula por la Ley, no pudiendo renunciarse ni modificarse por convenios particulares bajo pena de nulidad de pleno derecho.

Como se dividen los bienes mancomunados en unMatrimonio con separación de bienes en Bolivia

Del análisis de esta norma, se tiene que no es posible renunciar o modificar por medio de un convenio previo al matrimonio la futura comunidad de bienes gananciales.

Esto significa que cualquier documento que establezca de manera directa o indirecta la renuncia o la alteración y/o modificación de la comunidad de bienes gananciales durante la vigencia del matrimonio es nula de pleno derecho.

Dicho de otra manera, los matrimonios con separación de bienes, tal cual se los conoce en otras legislaciones extranjeras no son posibles en Bolivia.

La Protección de bienes antes del matrimonio

Debido a las constantes solicitudes de nuestros clientes, hemos desarrollado una forma legal y ética de protección de patrimonio antes de casarse que no es, ni guarda relación con el matrimonio con separación de bienes y que además de ninguna manera afecta la conformación normal y natural de bienes gananciales. Sin embargo,  el objetivo de nuestro servicio tiene como finalidad proteger los bienes e ingresos logrados antes del matrimonio.

Esta técnica preventiva de protección de activos se la realiza cumpliendo estrictamente la ley boliviana.

La finalidad de este servicio es evitar que un futuro divorcio arrase con los ingresos y bienes que se los ha obtenido con anterioridad.

Es por ello que hemos creado este producto de consultoría de bienes que tiene por finalidad proteger anticipadamente los bienes que pueden llegar a ser sujeto de confusiones más adelante.

Es muy probable que al leer la presentación de nuestro servicio usted tenga muchas dudas, por ello le ofrecemos nuestra ayuda profesional. Contáctenos y con gusto le colaboraremos. Haga clic aquí.

ayudalegalpr.org

En términos prácticos significa que todos los bienes y todas las deudas que se adquieran durante el matrimonio pertenecen a ambos cónyuges en partes iguales. Este régimen económico nace automáticamente cuando dos personas se casan sin capitulaciones, ya sea el matrimonio entre parejas heterosexuales u homosexuales. Esto es así aunque la pareja no lo acuerde.

Antes, luego de que las personas se casaban, no se podían arrepentir de la Sociedad Legal de Gananciales y hacer capitulaciones. AHORA SE PUEDE, a partir de la aprobación de la Ley Núm. 62 del 27 de enero de 2018, las capitulaciones se pueden enmendar o efectuar después de haberse casado. 

Algunos efectos de la sociedad legal de bienes gananciales

  • Si hay separación, las deudas y los beneficios (como los salarios) se reparten por la mitad no importa quién haya aportado más o menos. Tampoco importa si una de las partes no trabajaba de forma remunerada o era ama de casa.
  • Durante el matrimonio, todo lo que pertenece a la Sociedad Legal de Bienes Gananciales es de las dos, aunque solo una de las partes sea quien traiga dinero a la casa.
  • La separación puede ser por divorcio, pero esa mitad también puede tocarle a una persona que quede viuda, por ejemplo.
  • Cualquiera de las personas en el matrimonio puede administrar los bienes (o cosas materiales) de la Sociedad Legal de Bienes Gananciales.
  • La Sociedad Legal de Bienes Gananciales tiene personalidad jurídica. Esto significa que puede demandar y ser demandada en el Tribunal. Pero, ojo, para que una Sociedad Legal de Bienes Gananciales se demande o demande tiene que incluirse en la demanda también a las dos personas que la componen y hay que emplazarlas.

¿Qué es un bien ganancial?

  • Bienes (entiéndase cosas materiales) que se adquieren durante el matrimonio con el dinero que se generó estando las partes casadas.
  • Bienes obtenidos por la industria, sueldo o trabajo de cualquiera de las dos personas mientras están casadas.
  • Los frutos, deudas, obligaciones, rentas o intereses, atrasos o créditos recibidos durante el matrimonio, ya sea de ambas personas o de una en particular.
  • Las reparaciones menores o de mera conservación hechas durante el matrimonio en los bienes privados de cualquiera de las personas casadas.
  • Las reparaciones mayores o menores de los bienes gananciales.
  • El sostenimiento de la familia y la educación de los hijos e hijas comunes y de cualquiera de las personas en el matrimonio.
You might be interested:  Objeto la terceria mejor derecho

¿Qué son los bienes mancomunados? ???? • Kueski Blog

Cuando has decidido casarte, una de las opciones que existen para establecer su situación legal, con respecto a la economía, es determinar el régimen patrimonial del matrimonio.
Estos aspectos legales no son menores, por lo que es importante informarnos sobre las implicaciones que esta decisión tiene.

El régimen patrimonial es el sistema de normas jurídicas que regula la relación económica, administrativa y de propiedad, de los bienes que son adquiridos durante el matrimonio.
De los regímenes patrimoniales más mencionados están el de bienes mancomunados, también conocido como sociedad conyugal, o el de bienes separados.

Conocer las características del régimen económico de tu matrimonio es un paso determinante. Una de las causas de divorcio es justo no acordar estos términos con claridad, así que hablemos un poco de los bienes mancomunados.

Te prestamos hasta $2,000 pesos en minutos
¡QUIERO MI PRÉSTAMO!

Matrimonios por bienes mancomunados

El término de bienes mancomunados se refiere a la existencia de un patrimonio común, cuya propiedad es de las dos personas que conforman el matrimonio. Este tipo de régimen puede ser universal o limitado.

Cuando se determina la sociedad conyugal universal, los patrimonios de los cónyuges se unen, independiente a que se refieran a bienes adquiridos durante o antes del matrimonio. Mientras que en la opción de limitados, las personas determinan que la sociedad se refiera
solamente a los bienes que se adquieran durante el matrimonio.

En el caso de elegir el régimen matrimonial de separación, aquí estarás optando porque se constituya que el patrimonio de los cónyuges, antes y durante el matrimonio, permanezca individualizado. Esto quiere decir que cada persona conserva la administración y la propiedad de sus bienes.

Si te casaste por bienes mancomunados y no se establecieron capitulaciones matrimoniales, se aplican algunas reglas para la separación de bienes.

Capitulaciones matrimoniales

Este término es importante al momento de hablar de regímenes matrimoniales, ya que las capitulaciones matrimoniales son acuerdos de los cónyuges, en la cual se establece, modifica o sustituye el régimen económico de su matrimonio.

Debemos comprenderlas como pactos que las partes hacen para establecer y regular el régimen económico que establezcan para su matrimonio. Estas capitulaciones matrimoniales se hacen antes y durante el matrimonio, mediante un proceso siguiendo lo que la ley establece.

Divorcio bienes mancomunados

Cuando estableciste como tu régimen económico la sociedad conyugal, o bienes mancomunados en tu matrimonio y se presenta un divorcio, debes tener claro qué es una comunidad de bienes y que no importa cuál de los dos adquirió o es titular de estos durante ese tiempo. Por lo que ante un divorcio, se considera que ambas partes son copropietarias. Se establece así, que los bienes comunes son de ambos hasta que exista la sociedad conyugal.

Si contrajiste matrimonio bajo el régimen de bienes mancomunados y no se establecieron capitulaciones matrimoniales, o no sean tan precisas, se aplican la siguientes reglas para la separación de bienes:

1. De no probarse (respecto a ley) que un bien o utilidades que se obtienen por alguno de los cónyuges le pertenecen, se tomarán como parte de la sociedad conyugal.

2. Algunos elementos se consideran propios de cada cónyuge en este tipo de régimen, salvo que exista un pacto diferente en las capitulaciones matrimoniales:

  1. Bienes y derechos que pertenezcan al tiempo de celebrarse el matrimonio y los que se tengan antes de él.
  2. Bienes adquiridos después del matrimonio por herencia, donación, legado, entre otros.
  3. Los bienes que se compren con la venta o cambio de bienes propios.
  4. Objetos de uso personal.
  5. Instrumentos que sean necesarios para ejercer una profesión, arte u oficio. Si se obtuvieron con fondos comunes, la persona que los conserve, debe pagar la parte proporcional.

Asegúrate de tener pleno conocimiento de cómo se procede con la repartición de bienes en caso de casarte por bienes mancomunados.

Existen otras regulaciones que debes considerar, pues se aplicarán en caso de divorcio por bienes mancomunados. Así que no dejes de consultarlas por completo, un notario o abogado podrá guiarte en diferentes partes del proceso.

Si bien no se contrae matrimonio con la intención de disolverlo o presentar problemas con la economía matrimonial, una excelente comunicación y organización al determinar el régimen patrimonial del matrimonial ayudará a que esta cuestión sea mucho más clara. No existe un régimen mejor que otro; dependerá de su situación financiera así como sus planes personales y de pareja, respecto a su economía.

Por último, recuerda que tanto en bienes mancomunados, mixtos o separados existen, las capitulaciones matrimoniales, pactos que podrán marcar la diferencia en lo que establece para el patrimonio del matrimonio.

You might be interested:  Como hacer una demanda de

Te prestamos hasta $2,000 pesos en minutos
¡QUIERO MI PRÉSTAMO!

Recuerda, este es un texto informativo que contiene sugerencias. En Kueski no nos hacemos responsables por los resultados obtenidos al utilizar los productos/servicios aquí mencionados.

Kueski SAPI de CV SOFOM ENR. Consulta aviso de privacidad, CAT y requisitos de contratación en Kueski.com.No requiere para su constitución u operación autorización de la SHCP y está sujeta a la supervisión de la CNBV en materia de prevención y detección de operaciones con recursos de procedencia ilícita.

¿Cómo se reparten los bienes en un proceso de divorcio?

En el blog anterior ahondamos sobre los 3 tipos de regímenes patrimoniales bajo los cuales una pareja puede contraer matrimonio, pero ¿qué pasa cuando se divorcian?, ¿cómo se reparten los bienes que alguna vez adquirieron en conjunto?

Cuando una pareja se separa, la división de los bienes dependerá del régimen patrimonial bajo el cual se hayan casado. Es importante recalcar que esto no influye de ninguna manera en el tipo de divorcio que se esté tramitando. 

Separación de Bienes

En el régimen de separación de bienes, se parte de la base que no existe nada que repartir. Cada uno de los miembros de la ex pareja, es dueño de las cosas que haya adquirido durante el matrimonio.

 Sociedad Conyugal

En un régimen patrimonial de sociedad conyugal en cambio, los bienes y las deudas adquiridas durante la vigencia del matrimonio son de propiedad de la sociedad.  Ella es la “dueña” de la casa, el auto y todos los bienes – salvo que alguno de ellos se haya adquirido con el patrimonio reservado de la mujer o sean bienes heredados por el marido o la mujer.

Una sociedad conyugal puede liquidarse de mutuo acuerdo o judicialmente. Si ambos están de acuerdo, el procedimiento consiste en realizar un inventario de todo lo que posee la sociedad. Después de esto, se deben restar todas las deudas que existen. Y el saldo que queda, se divide en partes iguales entre los ex cónyuges.

Si las partes no logran ponerse de acuerdo, se puede designar un juez árbitro (profesional particular que cobra un porcentaje de lo que se liquida por su gestión) que se encargue de terminar la sociedad haciendo el balance e inventario de los activos y pasivos de la sociedad, pudiendo rematar los bienes para lograr dividir lo que existe entre los involucrados. Como alternativa, es posible solicitar al juez de familia que haga la partición (prescindiendo del juez árbitro), necesitando para esto que ambas partes estén de acuerdo.

Participación en los Gananciales

Para comprender la participación en los gananciales, podemos pensar en diferentes “etapas”. Esto pues mientras dure el matrimonio, cada cónyuge actúa como si estuviesen casados con separación de bienes. Esto quiere decir que cada uno es dueño y/o deudor de lo que adquiere y, por lo mismo, no necesita autorización del otro por ejemplo para vender algo.

Sin embargo, a la hora de liquidar este régimen patrimonial, se debe hacer el ejercicio de analizar la situación patrimonial inicial y final de cada cónyuge y comparar ambas situaciones.

El objetivo es detectar si al final del matrimonio alguno de los cónyuges podría haber aumentado su patrimonio, por sobre lo que el otro lo habría hecho, mientras estuvieron casados. De ser así, dicho  incremento se reparte entre las partes en sumas iguales.

En resumen, para liquidar este régimen deben calcularse las ganancias que cada uno obtuvo durante el matrimonio (como dineros, bienes o propiedades que no eran parte del “patrimonio de soltero”). Aquel cónyuge que tenga más ganancias debe dar al otro la mitad de la diferencia entre ambos.

  • ¿Y el AUC?
  • Como solo contempla dos modalidades de regímenes patrimoniales, el de bienes separados y el de bienes comunes, estos se liquidan al igual que en un matrimonio.
  • ¿ Siempre hay que repartir los bienes en un divorcio?
  • La respuesta es no.

En un divorcio de mutuo acuerdo es posible regular la repartición de los bienes, siempre y cuando ambos estén de acuerdo y lo incluyan explícitamente en su solicitud de divorcio. En los divorcios unilaterales o por culpa, solo se discute judicialmente el fin del matrimonio y si compete (o no) compensación económica.

Por lo mismo, y aunque con la sentencia de divorcio se ponga fin al régimen patrimonial existente, se necesita realizar la liquidación de la sociedad conyugal o de participación en los gananciales como un trámite diferente.

En los hechos esto significa que tras un divorcio de este tipo, seguimos siendo co-dueños de todo lo que adquirimos durante el matrimonio, aunque a partir de ese momento lo nuevo sea propio.

Si quieres recibir más información o ayuda más personalizada sobre este tema, puedes agendar aquí una hora con nuestros abogados de familia y psicólogos expertos : QUIERO AGENDAR.

Leave a Reply

Your email address will not be published.