Que derechos tengo si me divorcio y no trabajo

Abogado de familia  > Custodia >  Que derechos tengo si me divorcio y no trabajo
0 Comments

  • Con la llegada de la nueva enfermedad Covid-19, se ha producido una escalofriante crisis económica mundial, generando el cierre de negocios y el hundimiento de potentes empresas.
  • El número de fallecidos no cesa y cada vez son más los casos que reciben los Bufetes de Abogados, sobre herencias con deudas de familiares cercanos, que no pueden hacer frente con su propio patrimonio debido a la situación actual.
  • Por si fuera poco, el estallido del conflicto bélico entre Rusia y Ucrania está generando subida de precios y sobre todo, incertidumbre en la población.

Que derechos tengo si me divorcio y no trabajo Divorcios en periodos de inestabilidad | Depositphotos

  1. Este período de inestabilidad puede generar problemas en las parejas y en el entorno familiar pues resulta complicado tener que hacer frente a enfermedades, al incremento de gastos o sobrellevar la ansiedad que supone un futuro incierto.
  2. Por ello, es muy común que muchas parejas quieran dar el paso de divorciarse, solicitando la ayuda de un buen abogado de familia que pueda salvaguardar la estabilidad familiar de los hijos tras la separación.
  3. Me quiero divorciar, pero no tengo trabajo.
  4. Iniciar los trámites de un procedimiento de divorcio es un paso muy grande en el que no te puedes echar atrás.
  5. La rapidez en la que se ejecuta el divorcio depende de la situación que tengan los intervinientes, sobre todo de tipo económico y si se quiere llevar a cabo un divorcio de mutuo acuerdo con el objetivo de agilizar el procedimiento jurídico.

Que derechos tengo si me divorcio y no trabajo Divorcio con hijos | Depositphotos

  • Si una de las dos partes no tiene trabajo, es probable que el fin del divorcio se dictamine por parte de un juez dirimiendo la necesidad de pasar una pensión compensatoria, durante un periodo determinado, a la persona que se encuentre en una situación más vulnerable.
  • ¿Tengo derecho a recibir una pensión compensatoria en caso de divorcio?
  • Cuando uno de los miembros de la pareja se encuentra en una situación vulnerable por falta de empleo al finalizar la relación matrimonial, a menudo se dictamina que el miembro de la pareja que tenga mejores condiciones económicas, es decir, una mayor solvencia, transfiera durante un tiempo determinado a la otra parte, una pensión compensatoria, con el objetivo de que esa persona pueda retomar su vida, y hacerse cargo de determinados gastos de sus hijos si existiesen.
  • Sin embargo, puede no recibirse la pensión compensatoria en caso de que existiese:
  • Una inestabilidad económica en ambas partes tras la firma del divorcio.
  • Que la otra parte no tenga cuantía económica suficiente como para ofrecer una pensión compensatoria.
  • Cada cónyuge tiene sus propios ingresos de una forma más o menos equitativa.

Esto quiere decir que, para que pueda solicitarse y percibirse la pensión compensatoria, el desequilibrio económico debe estar solo en uno de los miembros de la pareja y ser totalmente probable y evidente.

Debemos tener en cuenta, en cualquier caso, que la pensión se podría dictaminar tanto de manera breve y temporal como indefinida, dependiendo de las circunstancias, siendo lo más común que sea de forma temporal hasta que la persona más vulnerable de la pareja encuentre un empleo con el que poder subsistir.

Que derechos tengo si me divorcio y no trabajo Divorcios con pensión compensatoria | Depositphotos

No obstante, encontrar empleo no siempre supone el fin de la pensión compensatoria por la otra parte, ya que, si ese trabajo es temporal o con un salario que no permita aun así la subsistencia total, la pensión se mantendría. No obstante, se podrían modificar las medidas y reducir la cuantía del importe mensual a recibir.

¿Cuánto puedo recibir en concepto de pensión compensatoria?

La pensión compensatoria no tiene una cuantía definida per se, pues depende de muchos factores, por lo que debe ser el juez el encargado de valorar cada caso bajo las directrices del Código Civil, evaluando el grado de desequilibrio existente a nivel económico, personal y social, u otros factores a valorar, así como la cuantía a pagar por parte del miembro de mayor solvencia.

¿Es compatible la pensión compensatoria con la alimenticia?

  1. Tras haberse efectuado el divorcio, si se tienen hijos, se establecerá en el convenio regulador, la transmisión de una cantidad económica mensual en concepto de pensión de alimentos al cónyuge que tenga la patria potestad.
  2. Este tipo de pensión de alimentos se destina especialmente cuando los hijos son menores de edad, aunque también pueden recibirla los hijos mayores de edad durante un tiempo, siempre y cuando se encuentren aun viviendo en la casa familiar, estudien o trabajen, o incluso, estén emancipados, pero no dispongan de otro tipo de ingresos.
  3. La cuantía de la pensión de alimentos, también se estima en función de distintos factores, teniendo en cuenta la existencia de desequilibrio económico o no entre los padres.
  4. Puede recibirse junto con la pensión compensatoria, la pensión de alimentos, pero solo en el caso de que uno de los miembros de la pareja, en el procedimiento de divorcio, se encuentre en una situación económica muy inferior a la del otro miembro, y además de su vulnerabilidad tenga a hijos menores a su cargo.
  5. La solicitud de la pensión compensatoria tras el divorcio es un tema que precisa de asesoramiento legal y acompañamiento de un abogado experto en Derecho de Familia, pues debe de realizarse a través de unos cauces concretos y con las justificaciones y pruebas oportunas para que el juez establezca, tanto su conveniencia o no, como la cuantía a percibir en caso de aprobarse.
  6. Si aún tienes dudas sobre la pensión compensatoria, no dudes en consultar con los mejores abogados para que puedan ayudarte y llevar al éxito todas tus solicitudes.

¿Qué derechos tengo si me divorcio y mi pareja no tiene trabajo?

Si tu y tu pareja estáis a punto de separaros. Aunque todavía no hayáis hablado oficialmente de ello quizá empieza a pensar en las consecuencias financieras que puede tener esta elección. Esto se debe a que, a diferencia de tu pareja, tu tienes trabajo y tu pareja no.

En definitiva, por decirlo claramente, tu principal preocupación en estos momentos es quedarte en la cuerda floja por la pensión de alimentos que podría pedirte o, en su defecto, el juez podría obligarte a pagar. Así que debes informarte sobre las consecuencias de la separación. ¿Cuáles son las normas y cómo se calcula la pensión alimenticia que se debe pagar?

Pero antes de nada debemos saber que los jueces del Tribunal Supremo han creado esencialmente una clara distinción entre separación y divorcio: una distinción que antes no existía, al menos en lo que se refiere a las normas para determinar la pensión de alimentos. Hoy en día, los criterios que el juez debe utilizar para cuantificar la cantidad a pagar al ex cónyuge cambian radicalmente según se trate de la fase de separación o de la posterior de divorcio.

Desde Abogados Tenerife os contamos el proceso.

Separación y divorcio: las diferencias

Ya sabes con seguridad que no puedes divorciarte si no te separas antes. A continuación, debe transcurrir un tiempo mínimo desde la separación hasta el divorcio. El plazo no comienza a partir de la sentencia, sino de la primera audiencia en la que usted intentó llegar a un acuerdo ante el Presidente del Tribunal.

Dicho esto, el Tribunal Supremo español ha distinguido claramente entre lo que debe pagarse de pensión alimenticia tras la separación y lo que se debe pagar tras el divorcio. Ya podemos decir que esta última es más baja. Por lo tanto, el ex-cónyuge, aunque en la separación puede esperar recibir una suma elevada, esta expectativa debe bajar con el divorcio. Esta es la razón:

La pensión de alimentos (es decir, la que se debe pagar después de la separación) tiene por objeto preservar en el cónyuge con menores ingresos el «mismo nivel de vida» que tenía durante el matrimonio; significa que si la esposa o esposo podía permitirse ciertas compras, tendrá que poder hacerlo también después (teniendo en cuenta, sin embargo, los mayores gastos que también tendrá). En conjunto, significa que el salario más alto pierde una parte importante (entre un tercio y la mitad). Esto significa que cuanto mayores sean los ingresos de uno de los dos cónyuges, mayor será la pensión alimenticia;

En cambio, la pensión de divorcio (es decir, la que se debe pagar después del divorcio) tiene como objetivo garantizar al cónyuge con los ingresos más bajos únicamente la autosuficiencia económica, es decir, la posibilidad de mantenerse por sí mismo, independientemente de la cuantía del salario de su ex. Por ejemplo, si en una ciudad mediana se puede vivir con mil euros al mes, tal será la manutención de la mujer o el hombre desempleado aunque su “pareja” gane varias decenas de miles.

Sin embargo, sigue siendo necesario tener en cuenta la contribución que ha dado al patrimonio de la familia: si él o ella, ha renunciado a trabajar, se ha dedicado a la casa y a los hijos, permitiendo a la pareja hacer carrera, le corresponderá una prestación ciertamente superior a la simple «supervivencia»; y ello precisamente porque la otra parte se ha aprovechado, durante todos los años de convivencia, del trabajo doméstico.

You might be interested:  Perder derecho visitar hijo

Que derechos tengo si me divorcio y no trabajo

Ex que no trabaja: ¿Cuál es la pensión alimenticia que le corresponde?

En ambos casos, es decir, en la separación y en el divorcio, el juez tiene en cuenta la edad, su estado de salud y las razones por las que puede estar sin ingresos.

Por último, también se tiene en cuenta la duración del matrimonio (cuanto más largo sea, más se habrá confiado en una posición económica estable para el futuro).

Una persona joven, todavía con edad suficiente para encontrar un trabajo, tiene derecho a una pensión de alimentos menor que una persona de edad avanzada, ahora incapaz de emplearse y, probablemente, se le negará por completo la pensión de divorcio.

  • En esencia, suponiendo una situación con la parte trabajadora y la persona sin trabajo, la cuestión sobre la cuantía de la pensión alimenticia puede resumirse así:
  • Cuanto más joven sea la persona desempleada y más capaz sea de trabajar (por su formación o experiencia previa), menor será la cuantía de la pensión alimenticia a la que tenga derecho; entonces es muy probable que se le deniegue totalmente la paga de divorcio, a menos que pueda demostrar que ha hecho todo lo posible por encontrar un empleo y no lo ha conseguido;
  • Cuanto más se acerque la persona a los cincuenta años, mayores serán las posibilidades de obtener una pensión alimenticia o de divorcio elevada si puede demostrar que la elección de ser la persona encargada de la casa y no trabajar fue compartida con su pareja durante el matrimonio.
  • Si la parte trabajadora quisiera ganar y evitar el pago de una elevada pensión alimenticia a su ex, que durante muchos años, se ha encargado de las tareas domésticas, tendría que demostrar que la decisión de no trabajar es imputable sólo a esa parte y que no fue una elección acordada de antemano.
  • Esperamos que te haya servido esta información, si te encuentras en esta difícil situación, desde Abogados de Tenerife estaremos encantados de ayudarte y solucionar tu situación de la mejor manera posible, ¡contacta con nosotros!

Derechos Estando Divorciado y sin Trabajo

Que derechos tengo si me divorcio y no trabajo

En muchas ocasiones los problemas económicos pueden ser causa de separación o divorcio en un matrimonio, pero la separación de los cónyuges no acaba con los problemas sino que el proceso de divorcio se ve marcado por ellos.

En este post te damos la claves para entender qué derechos te asisten si te divorcias sin tener trabajo.

Pensión compensatoria tras en divorcio

Cuando una pareja decide divorciarse es muy común que haya un desequilibrio económico entre las partes y tras el divorcio uno de los cónyuges pase a tener peor situación.

En muchas ocasiones uno de los cónyuges no trabaja, bien sea porque está en búsqueda activa de empleo pero en el momento del divorcio no lo ha encontrado bien porque, como las amas de casa, dependan económicamente de los ingresos del marido habiendo quedado ella al cuidado de hogar e hijos del matrimonio.

Para resolver este problema, de no haber acuerdo entre los ex cónyuges, el Juez puede dictaminar que la persona con mayor poder adquisitivo tras el matrimonio le ofrezca una ayuda económica o pensión compensatoria, a corto o largo plazo, a la parte que salga más perjudicada del divorcio. La idea es que con esta cantidad. la parte más perjudicada pueda continuar con un nivel de vida parecido al mantenido hasta entonces.

Se dan dos supuestos en los que el Juez puede rechazar el pago de esta pensión:

  • Cuando el divorcio ocasione un cambio económico en los dos integrantes del matrimonio, es decir, no haya desequilibrio del uno frente al otro sino que sean los dos los que pasen a peor situación.
  • Cuando ambos cónyuges dispongan de bienes y otros ingresos propios, tales como patrimonio, que les permitan mantener un nivel económico similar al que poseían durante el matrimonio.

Como decíamos esta pensión se puede otorgar por un periodo de tiempo o de forma indefinida. Lo más común es que sea por un periodo de tiempo, hasta que quién percibe la pensión encuentre un empleo.

Si la situación de desempleo perdurara y hubiera indicios de que se trata desempleo intencionado para seguir cobrando la pensión en perjuicio de su cónyuge, el Juez puede decidir el retiro de la pensión.

Otro motivo frecuente por el que la pensión se extingue es si el cónyuge que recibe la pensión compensatoria, contrajera matrimonio de nuevo.

Pensión alimenticia si tengo hijos

En ocasiones se confunde la pensión compensatoria con la pensión alimenticia de los hijos. Como decimos más arriba, la pensión compensatoria tiene como objeto evitar un desequilibrio económico entre los cónyuges tras el divorcio.

Sin embargo la pensión de alimentos a hijos, va destinada a cubrir la manutención de los hijos, es decir, los gastos en los alimentos, los escolares, sanitarios… El progenitor que tenga la custodia y conviva más días con los hijos habrá de recibir esta pensión.

La pensión de alimentos no cesa con la mayoría de edad de los hijos sino con su independencia económica. Las causas para que se extinga la obligación de pasar la pensión alimenticia son estas:

  • Fallecimiento del del progenitor no custodio que paga la pensión.
  • Reducción de los recursos del progenitor obligado, si pone en peligro su propia subsistencia.
  • Mejora sustancial de la situación económica del hijo que recibe la pensión.
  • Faltas graves del hijo que recibe la pensión que puedan constituir motivo de desheredación. Este motivo puede ser temporal, si las malas conductas remiten, se puede volver a obligar al pago de la pensión por parte del progenitor no custodio.

Es decir, pueden convivir ambas pensiones la de alimentos por hijos y la compensatoria, Ambas pensiones deben solicitarse en la demanda de divorcio y quedar recogidas en el convenio regulador.

En caso de que la situación de los económica de los cónyuges cambie, que el desempleado encuentre empleo, que los hijos empiecen a trabajar, que el pagador de la pensión pierda el trabajo y por ello sus ingresos, hay que solicitar una modificación de medidas.

El Juez analizará la nueva situación y reajustará las condiciones económicas a las nuevas circunstancias.

En resumen, las economías familiares se suelen ver afectadas tras un divorcio, pero la Ley pone mecanismos para que no haya un gran perjudicado y todas las partes puedan subsistir de la manera más justa y razonable para todos.

Si has tomado la decisión de divorciarte y tienes dudas sobre tu economía a futuro llámanos al 900 264 910, para que te asesore un abogado especialista en divorcios, podemos ayudarte.

Fundador de Arriaga Asociados. En 2011 funda el despacho, desde su propio domicilio en Huesca junto con su esposa, y con el tiempo, con un grupo de colaboradores. Arriaga nace como proyecto emprendedor, de  la mano de las nuevas tecnologías, y orientado a un nuevo nicho de negocio: el derecho de los consumidores.

Ha compatibilizado esta labor con la de profesor a tiempo parcial en distintos centros formativos de gran prestigio como ESIC, Columbus IBS, la Universidad de Zaragoza,  Universidad Inca Garcilaso de la Vega (Perú), Cepebank (Perú), etc.  los campos de: Dirección Estratégica, Dirección Financiera, Marketing, Auditoría Financiera,

Jesús cuenta con 6 licenciaturas y 13 posgrados. Destaca la obtención de la licenciatura de derecho con prácticamente 50 años (Derecho, ADE, Ciencias del Trabajo, Investigación y Ciencias del Mercado, Empresariales)

Qué Derechos tengo si me Divorcio y no Trabajo: Aquí te los Explicamos

Si el padre sin custodia es el que paga la manutención de los hijos pero no tiene trabajo, esto podría suspender temporalmente los pagos de manutención por dificultades o falta de oportunidades de empleo.

El juez considerará este factor al determinar el monto del pago al hogar con custodia. Algunos tribunales utilizarán solo un juez para tomar la decisión, mientras que otros tendrán un panel que evalúa la situación y determina que el padre sin custodia debe pagar la manutención y recibir la orden de hacerlo incluso sin un trabajo.

En estas situaciones, la persona que no tiene empleo actual tendrá un número determinado de semanas o meses para adquirir un trabajo antes de que comiencen los pagos del año.

Desempleo y manutención conyugal

Algunos tribunales harán otra evaluación o una evaluación concurrente con la manutención de los hijos y aplicarán factores similares a la manutención conyugal.

Algunas personas perderán empleo, serán despedidas o no buscarán un trabajo para interferir intencionalmente con asuntos de divorcio. El acuerdo y el proceso aún pueden requerir que la persona adquiera empleo y brinde apoyo al cónyuge.

Esto puede ocurrir con o sin manutención infantil o asuntos de custodia. Las visitas y otros beneficios pueden sufrir daños si el otro cónyuge no recibe el monto ordenado por el tribunal según sea necesario cada semana o mes.

Divorcio y Desempleo

Cuando ambos cónyuges enfrentan un proceso de divorcio, el desempleo de uno de ellos generalmente afectará significativamente los procedimientos. En general, el juez considerará todos los factores para incluir cualquier ingreso imputado que él o ella pueda atribuir a una parte desempleada o subempleada.

Sin embargo, muchos no buscan intencionalmente dañar el procedimiento debido a la falta de seguimiento del trabajo. Sin oportunidades de empleo u otros factores que causen estos problemas, el juez no puede exigir adecuadamente al padre sin custodia u otro cónyuge que pague la pensión alimenticia o la manutención de los hijos.

You might be interested:  Extincion pago pension compensatoria

La autoridad judicial deberá reconsiderar el asunto, y un nuevo proceso de apoyo puede ocurrir más tarde si el empleo se recupera.

Si la otra parte trabaja y el individuo no, el juez puede ordenarle al cónyuge que trabaja que pague la pensión alimenticia en lugar de lo contrario. Esto a menudo depende del caso presentado y de cualquier evidencia respaldada por el argumento del abogado.

En general, el grupo de trabajo deberá explicar el asunto o intentar mostrarle al juez que el cónyuge desempleado está causando problemas intencionalmente al no buscar trabajo. Sin embargo, la discapacidad, los beneficios del Seguro Social u otros ingresos pueden ayudar a mantener los asuntos equilibrados entre los cónyuges.

Apoyo Legal con Divorcio y Desempleo

Cuando el cónyuge no trabaja, es importante contratar a un abogado para presentar un caso para mitigar el daño de pagar la pensión alimenticia o explicar la interferencia intencional en el proceso de divorcio.

Al trabajar con el abogado, a menudo es posible informar al juez sobre todos los factores relacionados con el divorcio presentes en el proceso.

Ahora bien, los cónyugues que se quedan en casa y están desempleados se encuentran entre las partes más vulnerables en un divorcio. Es normal qué se pregunten qué derechos tengo en un divorcio y no trabajo.

Las leyes estatales individuales varían mucho, pero la decisión de otorgar apoyo financiero a una de las partes generalmente está en manos de un juez en particular.

Si simpatiza con su situación, utilizará la discreción que le otorga la ley para ordenarle a su cónyuge que le brinde un ingreso estable después del divorcio. De lo contrario, es posible que no pueda llegar a fin de mes.

Por eso, es normal que te preguntés qué derechos tengo si me divorcio y no trabajo. Presta atención.

1.Durante el divorcio

Los jueces rara vez obligan a una mujer o un hombre a encontrar un empleo remunerado mientras su divorcio aún está pendiente. En general, las leyes estatales preservan el status quo financiero de una pareja durante este período.

El cónyuge que gana debe continuar pagando la hipoteca y otras facturas para que no se pierda la garantía perteneciente al “patrimonio conyugal”, la propiedad y el patrimonio que eventualmente se dividirán entre los cónyuges.

Si no tiene trabajo, es muy probable que un juez también ordene manutención conyugal temporal o “pendente lite” durante este tiempo, para que pueda comprar comestibles y hacerse cargo de sus propios gastos personales necesarios.

2.Empleabilidad

El apoyo financiero de tu ex cónyuge después de tu divorcio no es un derecho. Recibirlo generalmente depende de por qué estás desempleado.

Si nunca has trabajado y no tienes habilidades laborales, es más probable que un juez ordene manutención conyugal, en comparación si has obtenido un título universitario y elegiste voluntariamente no utilizarlo.

Si tu esposo o esposa ha contratado a un abogado, ese profesional probablemente le pedirá a la corte que te envíe una evaluación vocacional para averiguar cuáles son sus habilidades para el empleo y lo que se puede esperar que ganes si trabajaras.

La evaluación del experto sobre tu capacidad de ingresos generalmente guiará la decisión del juez con respecto a la pensión alimenticia en curso posterior al divorcio. La mayoría de los jueces esperarán que contribuyas con algo para tu propio apoyo.

3.Pensión alimenticia de rehabilitación

Si eres relativamente joven, un juez puede ordenar que se te otorgue manutención temporal o pensión alimenticia algunos años después de su divorcio.

Este concepto tiene diferentes nombres en diferentes estados. Algunas jurisdicciones lo llaman pensión alimenticia de rehabilitación; otros lo llaman soporte limitado o de corto plazo.

Te proporciona un ingreso lo suficientemente largo como para permitirte volver a la escuela o desarrollar habilidades que puedas usar para conseguir un trabajo y eventualmente ganarte la vida.

Si tienes habilidades laborales pero no las ha utilizado porque los ingresos de tu cónyugue eran tales que no tenías que trabajar, el apoyo a corto plazo te proporciona ingresos durante un período de tiempo hasta que puedas encontrar un trabajo en su campo.

4.Pensión alimenticia a largo plazo

Los jueces suelen reservar premios de pensión alimenticia a largo plazo o manutención conyugal para cónyuges mayores después de un matrimonio de 10 años o más. Algunos estados llaman a esto pensión alimenticia permanente.

Generalmente dura hasta que te vuelvas a casar o muere tu anterior cónyuge. La pensión alimenticia permanente es más común cuando la persona dedicó toda su vida a criar a sus hijos y ya pasó una edad en la que un juez o su anterior pareja pueden esperar razonablemente que regrese a la escuela y aprenda nuevas habilidades.

En última instancia, si tienes que encontrar un trabajo después de tal matrimonio depende de la compasión de ese juez en particular.

¿Aún tienes interrogantes sobre qué derechos tengo si me divorcio y no trabajo? Nos encantará ayudarte. Solicita una consulta gratuita. Queremos ser parte de la solución.

¿Qué derechos tengo si me divorcio y no trabajo?

Disfrutar de los derechos económicos tras el divorcio por parte de quién no trabaja va a depender de muchos factores diferentes. Hay derechos que no tienen lugar a duda, como la pensión de los hijos en el caso de que uno de los cónyuges asuma la custodia, pero cuando hablamos de recibir algún tipo de compensación económica las cosas cambian.

Las pensiones compensatorias están pensadas para subsanar la situación de desequilibrio que puede derivar de la ruptura del vínculo matrimonial. Para esto se tienen en cuenta factores como:

-El nivel de vida previo al matrimonio. Se estudian las condiciones previas en las que la persona más desfavorecida estaba antes de contraer matrimonio.

-La duración de la relación. Un matrimonio muy corto puede no dar lugar a una pensión compensatoria por no haber dado lugar a ningún desequilibrio.

-El desequilibrio actual y la forma en la que se podría devolver a la persona que está en desventaja a una situación similar a la que habría tenido de no haberse celebrado el matrimonio. Por ejemplo, el caso de alguien que haya pedido una excedencia en su trabajo para el cuidado de hijos y que le haya privado de un ascenso con mayor sueldo.

También se pueden estudiar otros factores propios de cada relación en concreto y que el juez puede o no estimar para decidir si corresponde algún tipo de pensión compensatoria o no.

Los derechos económicos tras el divorcio

Las cosas han cambiado mucho en los últimos años, al igual que han cambiado los tipos de familia y la forma de entender la vida en pareja. Hace no tantas décadas el porcentaje de mujeres que no ejercían una actividad remunerada durante el matrimonio era alto. Y las leyes estaban formuladas para ayudar a estas mujeres en el caso de que se produjera un divorcio.

Hoy todo ha cambiado y, aunque puede haber mujeres en este caso, sobre todo aquellas que ya tienen una edad, se dan todo tipo de situaciones, como las de hombres que se han dedicado al cuidado de los hijos o que no están trabajando o, por supuesto, matrimonios de un mismo sexo en el que una de las personas no trabaja, ya sea de manera circunstancial o por un acuerdo previo.

Cada caso debe de estudiarse por separado y hoy los jueces se inclinan por las pensiones de carácter temporal o transitorio. Esto es, hasta que la persona que no trabaja se incorpore al mercado laboral. Pueden darse diferentes casos.

Por ejemplo, personas que necesitan reciclarse tras tiempo sin trabajar y que necesitan un tiempo para realizar cursos antes de buscar empleo.

Otro caso es el de personas que pueden trabajar y a las que se les dará un plazo razonable para encontrar empleo durante el cual percibirían la pensión compensatoria. Pasado este plazo, tendrían que justificar que están buscando empleo de forma activa y que no han rechazado ningún trabajo para poder continuar cobrando la pensión durante el tiempo estipulado.

Contar con un buen abogado es fundamental, sobre todo cuando se prevé dificultad para conseguir un empleo, ya que la manera en se negocie el acuerdo o se argumente ante el juez puede suponer la diferencia entre un plazo corto y cerrado o uno más amplio y flexible condicionado a la obtención del empleo.

La prueba en el juicio será fundamental para que el juez dicte una sentencia u otra, por lo que es muy importante llevarlo bien preparado y estar en las mejores manos.

Pensiones alimenticias a largo plazo

Aunque actualmente lo normal es que las pensiones compensatorias a los cónyuges tengan una duración limitada o se controle el hecho de que la persona que la recibe busque un trabajo, hay excepciones a esta normal.

Cuando el matrimonio ha existido durante mucho tiempo y una de las personas ha dedicado su tiempo al cuidado de los hijos y/ o al hogar y además al divorciarse se encuentre en una situación vulnerable para poder encontrar un trabajo, sea por su edad o por su preparación, el juez puede fijar una pensión alimenticia a largo plazo e incluso durante toda la vida del pagador o hasta que la persona que la cobra contraiga un nuevo matrimonio.

Será el juez el que valore este hecho, por tanto, no hay unos criterios fijados que obliguen a que el cónyuge que trabaja tenga que pasar ese dinero para siempre. Y en la decisión del juez puede tener mucho peso el trabajo realizado por un buen abogado, sea para demostrar los problemas que esa persona puede tener para incorporarse al mercado laboral o precisamente para todo lo contrario.

Contar con un buen representante legal puede marcar la diferencia para disfrutar de los derechos económicos tras el divorcio de quién no trabaja. Si es tu caso, no dudes en consultarnos.

You might be interested:  Abandono del arrendatario antes del plazo

Que Derechos Tengo Si Me Divorcio Y No Trabajo

En Cataluña, además, existe la compensación económica por trabajo, diferente a la anterior y que si se reúnen los requisitos puede cobrarse de manera adicional, salvo pacto en opuesto, si un cónyuge trabajó para la casa sustancialmente más que el otro.

Traduciéndose ello en que el otro cónyuge haya conseguido un aumento familiar o el cónyuge trabajó en el negocio del otro cónyuge sin remuneración o remuneración insuficiente. A nadie le agrada tener un incidente e irte encontrando con problemas que no tienes idea resolver.

Me aconsejaron Garanley y todo fueron comodidades, me olvidé de todo y me fueron informando de todo lo que sucedida, aun resolviendo al instante dudas que me venian a la cabeza. Específicamente mi causa la llevó Alberto y solo puedo mencionar cosas buenas.

Esto es, tienen la posibilidad de convivir ambas pensiones la de alimentos por hijos y la compensatoria, Las dos pensiones deben solicitarse en la demanda de divorcio y quedar agarradas en el convenio regulador.

En caso de que la situación de los económica de los cónyuges cambie, que el desempleado encuentre empleo, que los hijos comiencen a trabajar, que el pagador de la pensión pierda el trabajo y por ello sus capital, hay que solicitar una modificación de medidas.

El Juez examinará la nueva situación y reajustará las condiciones económicas a las novedosas circunstancias.

Pensión Compensatoria: Divorcio O Separación

Esto es esencial; si el moroso tiene indicios de la existencia de una causa de pérdida de la pensión compensatoria va a deber accionar de manera inmediata ya que una vez dictada la resolución de la sentencia, esta no será de carácter retroactivo, salvo disposición en contrario.

Si aún tienes dudas sobre la pensión compensatoria, no tengas dudas en consultar con los mejores abogados a fin de que puedan guiarte y llevar al éxito todas tus solicitudes.

Divorcios con pensión compensatoria | Depositphotos No obstante, hallar empleo no siempre supone el fin de la pensión compensatoria por la otra sección, ya que, si ese trabajo es temporal o con un salario que no deje aun de esta forma la subsistencia total, la pensión se mantendría.

No obstante, se podrían cambiar las medidas y reducir la cuantía del importe mensual a recibir. El primordial propósito de la pensión compensatoria es que la parte más afectada por la separación logre seguir con un nivel de vida afín al que tenía a lo largo del matrimonio.

C) El carácter definitivo o temporal de la pensión compensatoria. Ayudas de emergencia para casos especiales, y buscan mitigar el coste económico de cualquier situación recogida en el software y que se haya acreditado.

Nivel de dependencia económica y desigualdad existente en este campo y buscará amortiguar los daños que en esta faceta del matrimonio se generen a causa del divorcio. Condiciones básicas de bienestar de la parte más desfavorecida, muchas tienen presente más que nada al hijo en común del matrimonio.

Fondo de Garantía del Pago de Alimentos el organismo solicitado de cubrir esta prestación. Para poder recurrir a él, es necesario no percibir ingresos sobre el baremo legal, y haber reclamado por vía judicial el impago de la pensión.

Derechos Estando Divorciado Y Sin Trabajo

Yo trabajo como fotografo freelance, por lo que mis ingresos son irregulares y no muy altos. Mi mujer no quiere irse con sus padres, no desea irse de casa, pero ademas, tampoco tiene ingresos que le permitan vivir…. Antes de iniciar una demanda de modificación de medidas, procuraría agotar la vía amistosa.

Para resolver este inconveniente, de no haber acuerdo entre los ex- cónyuges, el Juez puede dictaminar que la persona con mayor poder adquisitivo tras el matrimonio le ofrezca una ayuda económica o pensión compensatoria, a corto o largo plazo, a la parte que salga mucho más perjudicada del divorcio. La parte mucho más perjudicada logre continuar con un nivel de vida parecido al mantenido hasta el momento. El Código Civil pide que para que brote el derecho a obtener una pensión compensatoria por separación o divorcio, uno de los cónyuges debe estar en situación de desequilibrio económico con relación a la posición del otro. En el momento en que un matrimonio es diluido por divorcio, cabe la posibilidad que entre los cónyuges no haya trabajado dedicándose al cuidado del hogar y de los hijos.

Lo que se busca eludir es que se oculten auténticas ocasiones de convivencia estable, aproximadamente prolongada y no formalizadas como matrimonio, pero asumidas en un deber serio y duradero basado en la lealtad, tomando como referencia la convivencia estable como cónyuges.

El análisis de su trayectoria judicial le ha ubicado en el Ranking de los más destacados abogados de derecho Familia de Barcelona elaborado por Emérita Legal de forma objetiva; basado en la experiencia amontonada y los resultados que se consiguieron en los casos analizados.

La realización de tareas familiares u otras decisiones tomadas en interés de la familia a lo largo de la convivencia, si eso ha reducido la aptitud de entre los cónyuges para conseguir ingresos.

Vamos a entrar en contacto de forma privada para tener mucho más información y poder orientar la respuesta.

Es posible, que las condiciones que determinaron que uno de los cónyuges tuviera que abonar una pensión compensatoria cambien transcurrido el tiempo (por servirnos de un ejemplo que el cónyuge que la percibe encuentre un trabajo mejor retribuido).

Si esto pasa, el cónyuge obligado al pago de la pensión podría solicitar la anulación o modificación de exactamente la misma. Para lograr hacerlo, va a deber poder demostrar el cambio de situación. El fácil paso del tiempo no forma una causa de extinción de la pensión.

No obstante, si semejan circunstancias que puedan modificar las medidas iniciales. El cobra 1750€ netos mas pagas extras y yo 600€ netos con pagas prorrateadas. A parte él tiene un piso ahora comprado en el que vive tras el divorcio.

Servicios

En ocasiones se confunde la pensión compensatoria con la pensión alimenticia de los hijos. Como decimos más arriba, la pensión compensatoria tiene como objeto evitar un desequilibrio económico entre los cónyuges tras el divorcio.

No obstante la pensión de alimentos a hijos, va destinada a contemplar la manutención de los hijos, o sea, los costos en los alimentos, los escolares, sanitarios… El progenitor que tenga la custodia y conviva más días con los hijos habrá de recibir esta pensión.

En los dos casos, esto es, en la separación y en el divorcio, el juez tiene presente la edad, su estado de salud y las razones por las cuales puede estar sin capital. Por último, asimismo se tiene presente la duración del matrimonio (cuanto más largo sea, mucho más se va a haber confiado en una situación económica estable para el futuro).

Un individuo joven, todavía con edad suficiente para encontrar un trabajo, tiene derecho a una pensión de alimentos menor que un individuo de edad avanzada, en este momento inútil de usarse y, probablemente, se le negará por completo la pensión de divorcio.

Sin embargo, en muchas ocasiones ocurre que una de las partes de la pareja se queda en una peor coyuntura económica tras disolverse el matrimonio. En estas situaciones, la duda mucho más recurrente es qué derechos tengo si me divorcio y no tengo trabajo.

Respecto de la pensión alimenticia si es obligación tener que abonarla, máxime cuando estamos en presencia de un menor de edad ( 4 años) y su actual mujer en paro.

Lo que va a haber que determinar es la cantidad a pagar, aunque dado que estáis ante un divorcio o separación, va a ser cuestión de llegar a un convenio en ese punto.

Con relación a cómo redactar un convenio regulador, sin perjuicio de es aconsejable que lo perfile un abogado especialista en divorcios y separaciones, entiendo que los puntos clave son qué pensión alimenticia deberías abonar y si es obligación tener que abonar pensión compensatoria alguna. ¿Hay medidas o acuerdos de algún tipo respecto a la pensión?

Mi edad es de 56 años y ella tiene 52 y es ama de su casa sin hijos inferiores. La cuantía de la pensión de alimentos, asimismo se cree en función de distintos factores, sabiendo la presencia de desequilibrio económico o no entre los progenitores.

Las cosas cambiaron bastante en los últimos años, exactamente la misma han cambiado los modelos de familia y la manera de entender la vida en pareja.

Hace no tantas décadas el porcentaje de mujeres que no ejercían una actividad retribuida durante el matrimonio era alto.

Ex- Que No Trabaja: ¿cuál Es La Pensión Alimenticia Que Le Corresponde?

Plan Prepara, una de las ayudas para mujeres divorciadas sin trabajo y que hayan agotado las posibilidades contributivas y los subvención por desempleo. Si bien ciertas medidas son comunes, otras no están extendidas por todo el territorio nacional y es importante conocerlas para lograr aspirar a ellas.

Desigualdad estructural cuyo origen está, así como reflejan los datos, en una sociedad patriarcal y cuyo principal síntoma es la brecha salarial, que muy frecuentemente crea fuertes descompensaciones en el nivel de vida al que aspirar.

Cubrir las necesidades de la parte que salga mucho más desfavorecida de una ruptura marital, bien por separación, defunción o divorcio. Sufragar las necesidades básicas de la parte más desfavorecida económicamente de la ruptura.

La velocidad donde se ejecuta el divorcio es dependiente de la situación que tengan los intervinientes, más que nada de tipo económico y si se desea llevar a cabo un divorcio de acuerdo mutuo con la meta de hacer más ágil el trámite jurídico.

Leave a Reply

Your email address will not be published.